Gastronomía

Conoce la gastronomía de Valladolid

Valladolid, Pucela, ciudad del Pisuerga, tierra de vinos… y de gastronomía.

La gastronomía vallisoletana se caracteriza por sus sabores naturales, tradicionales, y artesanos y ahora que se acerca el invierno, que mejor que disfrutar del turismo gastronómico. Son protagonistas los asados (lechazo, cochinillo, tostón…) y el pan, las legumbres y platos de cuchara, las setas, los piñones, quesos , espárragos, embutidos y dulces . Todo ello acompañado por una buena copa de vino de cualquiera de sus 5 Denominaciones de Origen: Rueda, Ribera del Duero; Cigales, Toro y Vinos de la Tierra de León, o de alguno de sus sellos de calidad como los Vinos de la Tierra de Castilla y León.

El lechazo vallisoletano, alimentado únicamente con leche de oveja churra es uno de los platos más característicos de la región, y se puede comer asado en horno de leña con agua y sal, a la parrilla, en pincho… permitiéndonos disfrutar en cualquier caso de la jugosa carne de la que es característico.

Un elemento muy importante en la gastronomía vallisoletana, debido al gran cultivo de cereal de la zona, es sin duda el pan (el más famosos es el lechuguino), en sus diferentes variedades , todas ellas famosas a nivel nacional e internacional por su blancura y sabor, que han conseguido el título de “Pan de Valladolid, Marca de garantía”. Si vienes de visita con la familia, es muy interesante el Museo del Pan en Mayorga de Campos, donde los más pequeños podrán disfrutar de talleres en los que ellos mismos hacen pan.

Y que liga mejor con el pan que el queso. El queso de Valladolid es típicamente de oveja y se elabora de manera artesanal. Seco, curado, semicurado o fresco como el famoso queso de Villalón de los Campos.

Valladolid es también tierra de pinares, donde podemos encontrar todo tipo de hongos, níscalos y setas, y como no, piñones.

Este último elemento, utilizado a menudo para elaborar dulces típicos de la ciudad como por ejemplo los bocaditos de piñones.

Si después de todo esto, sigues teniendo hambre, son famosos también los espárragos trigueros de Tudela y las legumbres como la lenteja pardina y el garbanzo castellano, para tomar un buen cocido.

Si vienes a Valladolid a a probar alguno de sus manjares, hospédate en Hotel Olid.

 

No hay ningún comentario, se tú el primero en comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.